Uso medicinal del cannabis: derribando mitos

Uso medicinal del cannabis: derribando mitos

Por Matías Quintana

Cada día es más frecuente escuchar hablar sobre una de las plantas más populares del mundo. En los últimos años, varios países de Latinoamérica como Uruguay, Colombia, Perú y Paraguay decidieron legalizar el uso del cannabis (estos tres últimos casos excluyen el uso recreativo del mismo) y en Argentina, diferentes sectores sociales pujan para que desde el Estado se tomen cartas en el asunto. 

El uso de diferentes derivados del cannabis, como los aceites y las cremas se han vuelto más recurrentes para el tratamiento de dolores y enfermedades crónicas, aunque su uso, generalmente no es bajo asesoramiento médico, sino por recomendación de otros usuarios o a la búsqueda de respuestas más eficaces. Como alternativa a la medicina tradicional, y principalmente como respuesta a la necesidad de sectores sociales ante diferentes casos clínicos, el cannabis se vuelve una alternativa muy prometedora

Recientemente, fue presentado un informe sobre cannabis, publicado por el Consejo para el Cambio Estructural que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación y que fue elaborado por los investigadores Andrés López y Sebastián Gómez Roca. El documento trabaja sobre la cadena de valor del cannabis, la situación global y las oportunidades para Argentina. Además, da cuenta, entre otros ejes, de la importancia que podría tener el mercado de cannabis medicinal argentino, desde el consumo doméstico y regional, estimando que podría alcanzar los 450 millones de dólares.

Para poder entender cómo funciona el cannabis medicinal, debemos dar cuenta de varias nociones. En el ser humano existen receptores de cannabinoides, ubicados en el sistema nervioso central y en tejidos y órganos periféricos, conocido como el sistema endocannabinoide. De acuerdo al informe publicado por el Ministerio Nacional, este sistema juega un rol importante en la homeostasis del cuerpo y tiene impacto directo sobre funciones asociadas a la memoria, el dolor, el apetito, el sistema inmunológico y el comportamiento, donde los fitocannabinoides producen sus efectos a través de la interacción con los receptores.

Vale aclarar, que también existen cannabinoides sintéticos producidos en laboratorios y universidades, con los cuales se elaboran diferentes productos derivados que pueden comprarse en el mercado. Algunos de ellos se comercializan legalmente como medicamentos bajo prescripción, en diferentes lugares del mundo.

El Dr. en Biología, Marcos Ekaitz Agirregoitia, analiza el informe sobre Cannabis y Salud, elaborado por la Academia de las Ciencias de EE. UU, una revisión de estudios sobre efectos terapéuticos del cannabis donde expone que existen evidencias para afirmar que los cannabinoides son efectivos en el tratamiento del dolor crónico en adultos, así como supresores o aliviadores de los vómitos y sensaciones de náuseas. También existe evidencia sobre la efectividad para mejorar los resultados del sueño a corto plazo en personas con trastornos del sueño, asociados con el síndrome de apnea obstructiva del sueño, fibromialgia, dolor crónico y esclerosis múltiple.

El biólogo sanitarista, resalta que en el informe no se encuentran evidencias para relacionar el consumo de cannabis con cualquier tipo de muerte, accidentes laborales o muerte por sobredosis. En cambio, sí observan evidencias moderadas sobre el desarrollo de dependencia de sustancias como el alcohol, el tabaco y otras drogas ilícitas por el uso de cannabis y viceversa.

Cannabis medicinal en Argentina

El mundo se abre paso y hace un lugar al cannabis en el ámbito de la salud. La Organización Mundial de la Salud recomendó que el cannabis y su aceite fueran quitados de la lista de drogas peligrosas, para permitir el acceso y la investigación sobre terapias derivadas de la misma. En consecuencia, la Organización de Naciones Unidas (ONU), la mayor organización a nivel global, reconoció que el cannabis puede tener propiedades medicinales. Nuestro país no es la excepción y comienza a crear el marco legal para el uso del cannabis. De esta manera, a fines del 2020, a través del decreto 883/2020 se regularizó el uso, cultivo y acceso del cannabis medicinal.

Actualmente, Argentina legalizó el autocultivo controlado de cannabis medicinal, habilitó la venta de aceites, cremas y otros derivados en farmacias autorizadas de acuerdo a la nueva reglamentación que fue publicada en el Boletín Oficial. El documento explicita que: “Resulta impostergable crear un marco reglamentario que permita un acceso oportuno, seguro e inclusivo y protector de quienes requieren utilizar el Cannabis como herramienta terapéutica”.

El Estado Nacional reconoce que la demanda de diferentes sectores se satisface principalmente a través del autocultivo, y que con el correr del tiempo se han organizado redes y creado organizaciones civiles que gozan de reconocimiento jurídico y legitimación social. Durante el inicio de las sesiones Ordinarias del Congreso, el pasado primero de marzo, el presidente Alberto Fernández anunció la promoción de un proyecto sobre utilización de cannabis de manera industrial con fines medicinales e industriales.

La reciente regulación establece la creación de un registro específico para usuarias y usuarios que cultivan cannabis con fines medicinales, terapéuticos y paliativos, y al mismo tiempo promueve la creación de una red de laboratorios públicos y privados asociados que garanticen el control de los derivados producidos. A través del Programa Nacional de Cannabis del Ministerio de Salud, Reprocann, podrán registrarse quienes estén interesados en el cultivo. 

Gracias a los grandes avances científicos, las investigaciones realizadas por organismos y por diferentes gobiernos, hoy podemos contar con información corroborada y acertada respecto a los usos medicinales del cannabis. Cabe destacar, la gran importancia que han tenido los diferentes sectores sociales que han generado presión y hecho posible este contexto, donde con el correr del tiempo y a través de la ciencia permiten generar nuevas alternativas en materia de salud, al mismo tiempo que logran romper y desmitificar mitos e imaginarios sociales que tanto daño hacen al devenir social.


1. López, A. La cadena de valor del cannabis: situación y tendencias internacionales, y oportunidades para la argentina. Documentos de Trabajo del CCE N° 1, marzo de 2021, Consejo para el Cambio Estructural – Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación.

2. Ekaitz Agirregoitia Marcos, licenciado en Biología Sanitaria por la UCM desde 2003, Doctor en Biología por la UPV/EHU desde 2008 y profesor agregado del Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina y Odontología de la UPV/EHU desde 2012. Su área de investigación principal versa sobre el papel del sistema endocannabinoide en la fisiología de la reproducción. Es miembro del Observatorio Español de Cannabis Medicinal y colabora con la asociación de usuarios terapéuticos Dos emociones (Madrid) en el grupo de pacientes con enfermedades inflamatorias intestinales consumidores de cannabis con fines terapéuticos

3. Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina.2017. Los efectos del cannabis y los cannabinoides en la salud: El estado actual de la evidencia y recomendaciones para la investigación). Washington, DC: The National Academies Press.

4. https://www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/237208/20201112