María Natalia: “Hay que confiar en el fuego”

María Natalia: “Hay que confiar en el fuego”

Revista Uf! se va de viaje por Latinoamérica. Charlamos con la artista mexicana María Natalia, que acaba de lanzar su nuevo single “+Mechas –Machos”. Hablamos de la lucha por la transformación social, el impacto del movimiento feminista, la música, el fuego y la serie documental CaraSur.

Por @Tomi_Pelaia

María Natalia nació en Tijuana (Baja California, México), un 26 de diciembre de 1992. Actualmente reside en Chile, desde donde acaba de lanzar su nuevo corte “+Mechas –Machos”, una pieza lo-fi cargada de groove, con una letra atravesada por la mirada feminista y la crítica al sistema patriarcal. el corte fue producido por Marco de Sangrón y el mix estuvo a cargo de Victoria Cordero.

María Natalia inició su carrera artística en 2016 como cantante de covers a través de la plataforma de You-tube, y en 2018, desde Barcelona, lanzó sus primeros sencillos propios. Es en la ciudad catalana que comenzó a organizar, junto al periodista Darío Cuellar, el viaje a través de Latinoamérica que luego se convertiría en el proyecto CaraSur, un cancionero documental con música original, que reúne material audiovisual y entrevistas realizadas en distintos países del continente.

Actualmente se encuentra trabajando en la creación de un EP que profundizará en la línea musical y política que viene incursionando con “+Mechas –Machos” y en un álbum que recopilará las canciones que fueron escritas en el marco del proyecto CaraSur. Ambos verán la luz a lo largo de 2022.

La artista mexicana nos recibió y nos contó de la vida que atraviesa al continente, sus influencias, la música como vehículo de transformación social y lo que se viene para una de las nuevas voces emergentes del arte latinoamericano.

—Hace poco lanzaste “+Mechas –Machos”. La letra está muy atravesada por el contexto de transformación social que ha ido marcando el feminismo. ¿Nos podés contar un poco de eso?

—La verdad es que ya tengo otras canciones, principalmente de Cara Sur, que hablan en contra de este tipo de dominación y de un sistema social que nos afecta mucho. Cuando hice este viaje de CaraSur y exploré distintos conflictos sociales, como que llegué a la conclusión de que el problema más grande, el que abarcaba todo, era el patriarcado. ¿No? es una forma de dominación que se despliega a diferentes zonas. A la lucha de clases, a la lucha medioambiental y etcétera. Ya había escrito de estos temas. Pero los había abordado desde otra perspectiva. Más desde el conflicto y no desde la rabia y la esperanza.

—¿La perspectiva personal pesa, siendo parte de lo escrito?

—He tratado de escribir cosas desde una perspectiva personal y no lo he logrado del todo. Por lo que provoca. Siempre que me llegan estas historias de violencia contra las mujeres claro que hay una rabia, un dolor, que a veces paraliza.

—¿Cómo fue el proceso de componerla?

—Siento que “+Mechas –Machos” la escupí. Llegó. Ni tuve que pensarla mucho. Yo tenía la base de la música, gracias a mi productor, y jugando le metí letra y melodía. No sabía lo que iba a escribir y fue surgiendo. Con mucha libertad. Muy desde el estómago. “+Mechas –Machos” está más hablada desde la rabia, desde la esperanza y desde una unidad como mujeres. Siempre sentí que el movimiento social, aunque violento, es la forma que tenemos para realizar cambios. “Hay que confiar en el fuego” viene desde ese lugar; el fuego como herramienta transformadora. Porque no sólo es el fuego en la protestas en las calles, sino el fuego en los rituales indígenas en muchas culturas por ejemplo. De ahí viene la idea de confiar en el fuego que dice el coro. Estallando ilumina más. Hacer grande la cosa para que se nos escuche. “+Mechas –Machos” fue como una voz de cartel de protesta.

—“+Mechas –Machos” sale en plena pandemia…

—Vale decir que fue escrita en contexto de pandemia, pero estaba super reciente el estallido social en chile y este movimiento de Lastesis de “Un violador en tu camino”, que se replicó en todo el mundo. Mucho movimiento y mucho despertar de muchas mujeres que terminaron siendo una motivación muy grande para mí. Surge de una necesidad por el cambio. Esta raíz de dominación patriarcal no da para más. Hay que generar cambios.

—El videoclip va en esa línea estética, ¿no?

—Tiene elementos que tienen que ver con este contexto. Hay unas lámparas, en uno de los corredores en los que grabamos, que son unos mecheros como bombas molotov. Ahí las referencias a la lucha en la calle. La rebeldía. Hay otras tomas que fueron grabadas en el campo, entre árboles. Para ilustrar la relación que tenemos nosotras las mujeres con la madre tierra, esa figura femenina que vela por el cuidado del ambiente. Lucha que es también parte del movimiento feminista.

—Esta es la de rigor, ¿qué influencias musicales te han ido marcando el sonido?

—A mí me pasa algo muy chistoso. Desde que tengo memoria, de cuando estaba chiquita, las canciones que más me gustaban de los discos, del que fuera, eran las canciones más tristes. Las que tenían un rollo más dramático. Más profundo y suave. No era el típico sencillo para bailar, más pegajoso. Mis influencias están dentro del soul, jazz, el blues. La trova me gusta mucho. Los boleros obviamente, en México son muy conocidos. Aretha Franklin, Nina Simone. En mi adolescencia me encantaba Ella Fitzgerald, pero también Chavela Vargas, Natalia Lafourcade. Silvio rodriguez, Spinetta. Me encanta Manuel García, Tata Barahona, Lianne La Havas, El Kanka. Lastesis. Hay cosas del pop que también permean. Hay música para todo. Para cada momento, para cada persona. Pero lo que yo valoro más en las canciones es cuando me transportan a un lugar de paz o cuando me estremecen. Quizás por eso las canciones que más me han gustado de chica son las canciones de llevan más drama o que hablan de cosas más serias. Ya sea de amor o de una lucha social o lo que sea.

—Hoy mencionabas el proyecto “CaraSur”, ¿nos podés contar de eso?

—“CaraSur” es una serie documental latinoamericana que trata temas sociales y ambientales. CaraSur surgió cuando Darío Cuellar y yo nos encontramos en Barcelona. Él es periodista. Teníamos esta idea de hacer un viaje por Latinoamérica. Queríamos algo más allá del típico viaje de turista. Ahí mesclamos el gusto por los documentales, el interés por lo social y lo político, y la música. Al final de cada capítulo hay una canción escrita por mí, en el lugar. Inspirada en la experiencia, en las entrevistas, en la gente que conocimos, en los lugares que visitamos, en la historia de cada país. Empezamos a ver que en cada lugar que visitábamos, ciertos temas o conflictos se repetían en otras partes de Latinoamérica. Lo que tiene de rico, de interesante, la serie, es que hay conflictos transversales. Que vienen de una misma raíz, que tiene su forma en esta forma de dominación que es el patriarcado, desde la conquista. Eso es CaraSur.

—¿Cómo se lleva a cabo todo esto?

—Es un proyecto autogestionado. Sin ningún fin de lucro, obviamente. Hecho por los dos. En Perú y Nicaragua tuvimos mucha ayuda local, pero todo lo demás está realizado por los dos. Desde el rodaje hasta las entrevistas y la edición. El último capítulo trata sobre el estallido social en chile y tenemos pensado hacer una película documental con nuevo material y con material inédito de los viajes. Tenemos ganas de hacer un documental que trate estos mismos temas pero hacerlo con más fondos y producción.

—¿Qué se viene para CaraSur?

—Para 2022 está la idea de grabar el álbum. Hay ocho canciones ahí. Falta pulirlas, por la presión del tiempo que teníamos para grabar, pero la idea de grabarlas esta desde antes de la pandemia. Teníamos pensado producir un álbum conceptual de lo que fue el material documental. Que se sumen voces y entrevistas a los videoclip y que sea algo muy sumergido en la experiencia que fue, y en ese conocimiento que recibimos gracias al viaje y a las personas que conocimos.

—¿Y por el lado musical?

—Un EP. Por fuera de lo de CaraSur. Un EP está próximo para 2022. Será un año de full producción, 2022. Ojalá para ese mismo año salga. Para este 2021 que ya termina hay una sesión acústica que estará disponible en You-tube grabada al aire libre. Temas míos y algunos covers. Siempre las ganas están en tocar en vivo, ahora que estamos volviendo a que se pueda. En meterle a la producción y seguir desarrollándome como artista.

Podés escuchar lo nuevo de María Natalia en You-tube y Spotify. Si querés saber más sobre el proyecto “CaraSur”, hacé click aquí.