Lucas Fridman: “Armamos un producto que fue fiel a lo que pensábamos 4 seres humanos”

Lucas Fridman: “Armamos un producto que fue fiel a lo que pensábamos 4 seres humanos”

A pocas semanas de haber lanzado su primer disco como solista, el ex integrante de Últimos Cartuchos y actual conductor de Queridos Humanos, charló con Uf! y nos contó de la diferencia de componer y producir un disco solista, de cómo se formó UC, del amor que tiene su disco “Fuera del Umbral” y de su deseo, ya cumplido, de conducir un programa de radio. 

“Últimos Cartuchos terminó siendo auténtico y original porque simplemente fuimos sinceros con nosotros mismos”, le contaba Luqui a Uf!, y fue así como junto a Migue Granados, Martin Garabal y Victoria Garabal, hicieron uno de los mayores éxitos radiales en el último tiempo. 

El torito no se quedó quieto, a semanas de sacar su primer disco como solista, metió la conducción de un nuevo programa por Vorterix, llamado “Queridos Humanos”, que conduce junto a Tamara Kindermann y Homero Pettinato. Repasamos juntos un poco de historia, su libro de “Un día más en el universo”, su vida musical y que haría si podría apretar una vez en su vida Control Z.

-¿Te acordás cómo era la primera guitarra Antigua Casa Nuñez que tuviste? ¿La seguís teniendo? 

Sí, claro que me acuerdo! Y creo que la voy a recordar por siempre. Sigue estando en lo de mi vieja. Cada tanto cuando voy a su casa la saco de la funda y toco torpemente algunas cosas.

-¿Cómo se llamó  tu primera banda? ¿Qué género tocaban?

Campo Suspendido. El nombre era porque solíamos ensayar los días que el campo de deportes estaba suspendido por lluvia. Se suspendía gimnasia a la tarde, y aprovechábamos para tocar.
Tocábamos rock nacional. Canciones nuestras pero con una clara influencia de rock nacional.

-¿En qué género definís tu disco “Fuera del Umbral”? ¿Qué buscaste y qué encontraste en el disco?  ¿Del 1 al 10 cuanto amor hay por lo que haces?

Creo que definir con géneros últimamente está medio complicado… Diría rock, diría pop, pero son categorías ya tan amplias que no dicen nada. Son canciones.

Busqué abordar una estética (¿quizás a modo de tributo o agradecimiento?) que estuviera vinculada con las canciones que a mí me hicieron muy bien durante mucho tiempo de vida. En el disco hay un poco de Paez, un poco de Spinetta, un poco de Cerati, un poco de García… Pero intenté además sumar un sello propio. Espero que me haya salido…

Con respecto al amor, el disco está hecho únicamente con amor. No tiene otro ingrediente.

-Has compuesto mucha música para teatro, cine y publicidad. Sacar un disco solista, ¿qué sabor distinto tiene?

Fue un proceso muy difícil para mí. Porque estoy acostumbrado a componer bajo consignas, componer para otros, siempre en diversos estilos y para escenas particulares. Y acá tuve que ponerme a ver con qué estética quería involucrarme, qué tenía para decir yo… De todas las músicas posibles, ¿cuál quiero hacer? La verdad es que padecí un poco el proceso. Hasta que dije “me parece lindo hacer un disco que estéticamente esté ligado a mis primeras influencias”. Y ahí todo empezó a fluir y ordenarse.

-¿Qué siente Lucas por la radio? ¿Es como comer chocolate antes de ir a dormir y no lavarse los dientes?

Jajajaja. En cualquier momento me llega una carta documento de la Sociedad Argentina de Odontología.

Amo la radio. Me gustaría vivir de ella toda la vida.

Si te tuvieras que presentar a un desconocido con 5 canciones. ¿Cuáles serían?

-Adela en el Carrousel
-Hey Bulldog
-Mariposa Pontiac
-Purple Rain
-El cuarto de al lado

-Si pudieras oprimir una sola vez Control + Z en la vida real, ¿Qué desharias?

-Me hubiese gustado visitar a mi abuelo la última semana antes de su muerte.

-¿Cómo se formó UC? ¿Podemos decir que con una de libi y una de culí, como la vida misma? ¿Qué extrañas del programa? 

-Técnicamente, UC empezó con un llamado que yo le hice a Migue. Que luego continuó con un llamado que él le hizo a Martín, y un llamado que Martín le hizo a Vicky. Realmente, UC se formó al aire. Probando mucho, errando aún más, conociéndonos y divirtiéndonos al aire.
Del programa, extraño el programa, en su totalidad. Fue una época divertidísima de la vida. Y trabajar de algo divertido es una bendición.

-Hablando de “Un día más en el universo, La cartas de Migue”, has comentado que son más de 400 cartas escritas, ¿Qué buscaste al seleccionar las que incluye el libro? ¿Cómo fue ponerse en la piel de Migue al escribir todos los días una para la apertura del show? 

-Busqué equilibrio, no repetirme y que las 50 cartas seleccionadas fueran un abanico bastante amplio de temáticas. Ponerme en la piel de Migue fue cada vez más fácil: a medida que se profundizaba nuestra amistad, se profundizaba nuestro entendimiento. Con el paso del tiempo fui conociendo más sus miedos, su sentido del humor, sus inquietudes y sus deseos.
De todas maneras, creo que el libro tiene muchísimos pensamientos que son esencialmente míos y con los que Migue estaría de acuerdo.

-¿Crees que UC rompió los estereotipos y encontró una nueva forma de hacer radio? 

-No. Creo que UC encontró SU forma de hacer radio. Y terminó siendo auténtica y original porque simplemente fuimos sinceros con nosotros mismos y armamos un producto que fue fiel a lo que pensábamos 4 seres humanos.

-Ya cumpliste 10 años haciendo radio, ¿Qué crees que te falta hacer? ¿De qué tenes ganas? 

-Me dan ganas de conducir un programa de radio propio.

-¿Con qué tema de Fuera del Umbral cerrarías esta nota?

-Con “Va a salir”.