Chule Von Wernich: “Me di cuenta de que para poder seguir creciendo en la música tenía que empezar a escribir mis propias canciones”

Chule Von Wernich: “Me di cuenta de que para poder seguir creciendo en la música tenía que empezar a escribir mis propias canciones”

Tras lanzar su nuevo álbum, “Folk”, la cantante oriunda de Pehuajó dialogó con Uf! y recordó los inicios de su carrera, la publicación de su primer EP ,“Vaivenes”, giras y shows. Además, se refirió a sus próximos proyectos y sueños por cumplir. 

Por Milagros Delrieu

Foto: gentileza Chule

“Siempre me identificó mucho la guitarra, me encanta tocarla desde que soy muy chica”, asegura Chule a Uf!; y fue así como sin darse cuenta comenzó su carrera como artista, subiendo videos de covers a su cuenta de Instagram, que hoy suma más de 300 mil seguidores. 

Chule es actualmente una de las artistas nacionales con mayor proyección: grabó colaboraciones musicales para Instagram junto a Benjamín Amadeo, Benjamín Rojas, Rochi Igarzabal, Flor Otero, Geraldine Neumann, Sofía Reyes, Facundo Saravia, Melina Lezcano, Bauti y Meri de “Toco Para Vos”, Paty Cantú, Becky G, Morat y Beret, entre muchos otros; y algunos músicos internacionales como Maluma, J Balvin, Wisin y Sebastián Yatra repostearon las versiones de sus temas subidos a dicha red social. Asimismo, compartió escenario con Los Tekis, Abel Pintos, Axel, Miguel Mateos, Bersuit Bergarabat y en 2019 fue convocada para abrir el show de Shawn Mendes en Argentina. 

Ahora, identificándose más con el rol de cantautora, Chule brinda detalles sobre su nuevo álbum mientras espera lanzar su primer disco a fin de año. 

-Sos parte de una generación de artistas que creció a través de las redes sociales, ¿creés que hacen el camino más fácil para lograr visibilidad, o que es un lugar que genera mucha competencia, al haber una gran cantidad de gente haciendo lo mismo? 

-Yo creo que suceden las dos cosas. En realidad, competencia siempre va a haber y en la música a mí no me gusta tanto verlo como una competencia, porque es algo tan subjetivo, del gusto de cada uno, que no se si está bueno enfocarse tanto en que es una competencia sino que simplemente hay más artistas y está bueno que genere un espacio de visibilidad para mostrarnos de una manera más fácil que por ahí antes no existía; tener la oportunidad de que con el teléfono, que es algo que la mayoría de las personas tenemos, poder grabarnos y compartirlo, siendo una puerta hacia el mundo. Porque las redes sociales son eso. 

-¿Cómo es la relación con tus seguidores? 

-La relación con mis seguidores tiene momentos en los que es más fluida, depende de lo que estoy haciendo. Quizás en los momentos en que estoy por lanzar algo o tengo presentaciones en vivo interactúo un poco más, pero por lo general es bastante fluida. Eso es lo que tienen las redes que yo creo que a la gente que sigue a los artistas les gusta: sentir que tienen una relación más directa y más personal con ellos. 

Foto: gentileza Chule

-¿Fue difícil tomar la decisión de dejar a un lado tu carrera de veterinaria y empezar a dedicarte de lleno a la música? 

-En su momento dejar veterinaria no fue difícil porque mis amigos y mi familia me recontra bancaron y recién estaba arrancando con la carrera, el CBC, todavía no estaba teniendo un gustito de lo que realmente era dedicarse a esa profesión; era simplemente estudiar. Y con la música ya estaba haciendo shows, cantando en vivo, grabando, teniendo un montón de oportunidades que nunca me había imaginado, entonces me tiré de cabeza y obviamente con el pasar de los años un poco de nostalgia me da o me imagino qué hubiera pasado si hubiese seguido, pero igualmente no me arrepiento. 

-Sos una chica que vivió la mayor parte de su vida en el campo, en Pehuajó, ¿te costó adaptarte a Buenos Aires y a su ritmo? ¿Qué es lo que más extrañas?

-La adaptación a Buenos Aires no me costó. Obviamente fue un cambio gigante pero por lo general cuando sos del interior, de algún pueblo donde no tenés tanta oferta de facultades y opciones de carreras, ya vivís toda tu infancia y tu adolescencia sabiendo que terminás el colegio y te vas, te tenés que mudar. Entonces medio que crecés con esa idea en la cabeza, no es que de la nada te tenés que ir. Y no me costó, fue divertido porque por suerte mis amigos del colegio se mudaron todos, me hice un muy buen grupo el primer año del CBC, la pasé muy bien. 

Lo que más extraño es el ritmo de vida más tranquilo, el tener jardín, pasto, vivir con mi familia, levantarme y tener con quien tomar un mate, charlar o ir a dar una vuelta caminando. Se extraña esa vida más en contacto con la naturaleza y con mis padres y mis hermanos. 

-¿Qué rol te define más, el de intérprete o el de cantautora? 

-¡Qué buena pregunta! Yo creo que hoy me define más el de cantautora pero es un camino que empecé a indagar hace poco, hace dos años no más. Hasta ese entonces me definía más el de intérprete; me encantaba, porque con la música yo conecté encontrando canciones que me gustaba lo que decían, la melodía, la música, y grababa esas canciones y sentía a través de ellas. Pero después empecé a ponerle pilas, que por ahí era algo que no me salía tan naturalmente -escribir letras y ponerles música-, y me di cuenta de que para poder seguir creciendo en la música era algo que tenía que hacer; encontrar cuál era mi estilo, mi forma de expresarme en mis canciones propias, eso es lo que más me representa. 

-Hiciste covers de diferentes estilos musicales pero, ¿cuál es el tuyo?

-Mi estilo musical es pop. Depende de la canción, alguna es un poco más acústica, otra un poquito más urbana, pero lo que yo hago es pop. Siempre me identificó mucho la guitarra, me encanta tocarla desde que soy muy chica y al principio arranqué haciendo todo acústico, pero ahora mis canciones son pop.

Foto: gentileza Chule

-¿Cuáles son las tres etapas emocionales que describen las canciones que forman parte del EP “Vaivenes”?

-”Vaivenes”, que es el primer EP que saqué, describe tres momentos que yo encontré generales, que todos vivimos. “Solo necesito one love” habla de un momento más romántico, en el que te estás conociendo, en el que estás bien, que querés a esa persona. Después está “Vuelvo contigo”, que es una etapa un poquito más “chicle”, que es cuando ya no funciona, ya no estás más con la persona, pero vas, volvés, sabés que no va a funcionar; es una etapa más de corazón roto. Y por último “Lado a lado”, que creo que es una etapa en la que todos los que tienen corazón roto quieren estar y a la que quieren pasar, que es cuando uno ya superó, dio vuelta la página o cambió el libro. Son esos tres momentos que siempre en alguno estás. En realidad me faltó empezar con el de la soltería, pero bueno, están esos tres relacionados al amor. 

-¿Te gustaría lanzar tu propio disco?

-Sí, me encantaría lanzar mi propio disco. El 19 de febrero salió un álbum de folclore, son reversiones de clásicos, pero es el primer álbum de 10 temas que saco y más a fin de año el proyecto que tengo en mente es sacar un disco de todos temas míos, así que ojalá se pueda concretar pronto. 

-¿Creés que las mujeres están teniendo más oportunidades en el plano musical o es un rubro que aún suele cerrarle las puertas a quienes recién comienzan? 

-Por un lado creo que es un rubro complicado, pero como todo a lo que cualquier persona se vaya a dedicar es cuestión de trabajo, constancia, perseverancia, pasión y meterle; más allá de ser hombre o mujer. Creo que hoy en día es igual de difícil para los dos. Y por otro lado, sí creo que las mujeres están teniendo mucha más visibilidad, más oportunidades; en realidad están finalmente pudiendo ocupar el lugar que les pertenece y eso es algo muy positivo. 

-¿Cómo fue la experiencia de participar por dos años consecutivos de “The Rocky Mountain Festival” en Denver (USA)?

-El festival en Denver fue muy divertido. El primer año que fui era el primer año que se hacía y medio que no sabía con qué me iba a encontrar. Fui sola con la guitarra a tocar, pero estuvo bueno. Y el segundo año ya estuvo un poco mejor, pude tocar con tres músicos, y fue muy lindo cantar en otro país y para otro público que no me conocía; y el viaje fue muy divertido.

Foto: gentileza Chule

-¿Qué es lo que más disfrutás de las giras? 

¡Cómo extraño las giras! Lo que más disfruto es conocer lugares nuevos, públicos nuevos, personas nuevas, viajar con la banda, con los chicos que ya son mis amigos y nos llevamos increíble; conocer distintos escenarios, ver cómo reacciona la gente ante distintos shows, quedarnos, recorrer el lugar. Los primeros años que hicimos muchas giras por el interior del país siento que tuve la oportunidad de conocer muchos lugares de Argentina que no son puntos turísticos tradicionales y estuvo buenísimo. 

-En 2018 participaste de la serie Millennials, ¿consideraste alguna vez dedicarte a la actuación también?

-Millennials fue divertido y la actuación es algo que me divierte. La verdad que no lo tengo descartado. Sí obviamente me gustaría poder formarme más y no mandarme así de caradura y poder hacerlo de una manera más profesional. Pero es algo que me divierte y que en algún momento futuro de mi vida me encantaría hacer, lo disfrutaría y sería un desafío que está bueno. 

– ¿Qué sueños te quedan por cumplir?

-¡La verdad que cantidad! Pasan los días, los años y se me van ocurriendo cosas nuevas que me gustarían hacer pero en un plano general me encantaría recorrer el mundo y pasarmela viajando con la música; cantando para distintas personas, distintos países, distintos escenarios, festivales, fiestas, lo que sea. Eso es algo que me imagino y que siento que disfrutaría mucho, e intercalarlo con momentos en el estudio, grabando y escribiendo canciones nuevas, trabajando con otros artistas y ayudándolos también a hacer su música. ¡Básicamente poder hacer música toda la vida!

-¿Qué mensaje le dejarías a alguien que desea dedicarse a la música o que se encuentra dando sus primeros pasos? 

-Que no bajen los brazos, que traten de mejorar todos los días y de autosuperarse y de no compararse; porque creo que eso es lo peor que podemos hacer. Obviamente que a todo el mundo le pasa -y me incluyo- pero enfocarse más en que cada uno es único, que tiene algo especial y encontrar qué es eso que te diferencia y aprender a explotarlo. No existe ninguna fórmula correcta ni clave para el éxito más que simplemente trabajar y esforzarse. A meterle para adelante, que el tiempo es sabio y las cosas eventualmente toman su rumbo.