¡A brillar mi amor, vamos a brillar mi amor!

¡A brillar mi amor, vamos a brillar mi amor!

El Sol llegó a su casa y se enciende la temporada de Leo.
Desde el 22 de julio hasta el 23 de agosto, estaremos rugiendo con su energía apasionada.

Dentro del zodiaco, Leo alude al Ser que descubre una diferencia singular respecto de los demás y eso lo anima para salir a descubrir el mundo en el afán de contarle a todos su diferencia. Tiene una chispa de originalidad que lo hace único, creativo y profundamente orgulloso de si mismo. Necesita de la confirmación de su brillo personal, le da especial importancia al cabello, a la ropa, a los accesorios, a los zapatos y a todo aquello que lo haga brillar y ser visible.

La energía leonina nos llama a construir lo propio y re-conectar con lo que nos apasiona, para encontrarnos en nuestra individualidad y poder expresarnos, desde la autonomía y la libertad, creando nuestro propio imperio. 

Un tip! Lo clave en el camino de Leo: debe llegar a ser consciente del significado de las cosas y eso exige capacidad de reflexión para hallar la verdad que habita en su corazón. Debe mirarse a sí mismo para reconocer que irradia vida desde su centro vital. Solo cuando pueda hacer este movimiento, se encontrará con la totalidad de su Ser. 

Vamos con algunas características:

Planeta regente: Sol

Modalidad: Fija

Elemento: Fuego

Parte del cuerpo que rige: Corazón

Cualidades: líder, creativo, carismático, generoso, impaciente, orgulloso.

Casa: Cinco

Expresión: Yo soy yo

La temporada leonina nos invita a revisar nuestra autoexpresión. Cuánto de eso que expresás tiene que ver realmente con vos, y cuánto es una imagen importada en el anhelo de reconocimiento.

Es un buen momento para buscarnos a nosotres mismes y expresar nuestro ser individual desde nuestro corazón. ¿Estás liste? ¡Deja que el león ruja su verdad cardíaca!